domingo, febrero 21, 2016

Recordando a Umberto Eco



Recordando a El Nombre de la Rosa, del ya obvio  Umberto Eco, libro leído allá por los años 80s y que nos dejó muy impresionado, agregamos a la memoria colectiva lo siguiente...







Ahí escribe la frase al final...

Porque es historia de libros, no de miserias cotidianas, y su lectura puede incitarnos a repetir, con el gran imitador de Kempis: «In ómnibus réquiem quaesivi, et nusquam inveni nisi in ángulo cum libro.»

(En todo he buscado descanso, y nunca lo he encontrado excepto en una esquina con un libro.)



 Y por otro lado, también agregando dos parrafitos de la entrevista que sacó The Paris Review en 2008 sobre el eminente semiólogo Umberto, en las que refiere a cuales eran sus programas de televisión favoritos:




¡...y menciona a Starsky and Hutch, Miami Vice y Columbo!


Por otro lado habla de su estilo de escribir y de porqué tan pocas escenas de sexo en sus libros.







Donde concluye que él prefiere tener sexo que escribirlo...


Por otra parte tenemos 




¿Están los intelectuales todavía comprometidos a la noción del deber político, como lo estaban en los días de Sartre y Foucault?

Yo no creo que para estar políticamente comprometido un intelectual debe actuar como un miembro de partido, o peor, escribir exclusivamente sobre problemas sociales contemporáneos. Los intelectuales deberían estar tan políticamente comprometidos como los demás ciudadanos. A lo mucho cualquier intelectual puede usar su reputación para apoyar una causa dada. Si hay un manifiesto sobre la cuestión del medio ambiente, mi firma puede ayudar, o así usaría mi reputación para una sola instancia de compromiso común. El problema es que el intelectual es solo útil mientras se trate del el futuro, no del presente. Si tú estás en un teatro y hay un fuego, un poeta no puede subirse a un asiento y recitar un poema, él debe llamar a los bomberos como todos los demás.

La función del intelectual es decirlo de antemano: “¡Pongan atención al teatro porque es viejo y es peligroso!” Así que su palabra tiene la función profética de un atractivo de algún tipo. La función del intelectual es decir “deberíamos hacer eso”, no, “¡debemos hacer eso ahora!” Ese es el trabajo del político. Si la utopía de Tomás Moro fuera alguna vez realizada, tengo poca duda de que esa sería una sociedad estalinista.



y más allá...




ENTREVISTADOR
Su biblioteca aquí en Milán es una leyenda en sí misma. ¿Qué tipo de libros le gusta coleccionar?

ECO
Tengo un total de alrededor de cincuenta mil libros. Pero como coleccionista de libros raros me fascina la propensión humana por el pensamiento desviado. Así que colecciono libros sobre temas en los que no creo, como la cábala, la alquimia, la magia, idiomas inventados. Los libros que mienten, aunque inconscientemente. Tengo Ptolomeo, no a Galileo, porque Galileo dijo la verdad. Yo prefiero la ciencia lunática.

ENTREVISTADOR
Con tantos volúmenes, cuando se va a los libreros, ¿cómo decidir qué libro escoger y leer?

ECO
No me voy a las estanterías de elegir un libro para leer. Voy a las estanterías para recoger un libro que sé que necesito en ese momento. Es una historia diferente. Por ejemplo, si usted me pregunta acerca de autores contemporáneos, vería a través de mis colecciones de Philip Roth o Don DeLillo recordar exactamente lo que amo de ellos. Soy un académico. De cierta manera yo debería decir que nunca soy libre de elegir. Estoy solo siguiendo las necesidades del trabajo que estoy haciendo en un momento dado.



La entrevista está aquí.





Finalmente ésta es mi portada que tengo de aquellos años, 1986 del señor Umberto, treinta años conmigo y contando...

Buen viaje, lo seguimos leyendo...





miércoles, febrero 17, 2016

Mick Jagger y el poder limitado de sólo ponerle atención a tu perfil en LinkedIn.





Espero explicarme. 
No se trata de sólo atender el perfil.
Mick Jagger, quien junto con los Rolling nos visitará pronto, ha dicho desde 1965,
“…es el Cantante, no la Canción
(del disco de December’s Children del mismo año).
Obvio o no, opiniones al respecto que van y vienen, pero el postulado es que no nada más es la letra, sino que mucho del éxito de una canción también es de quién interpreta la canción, con su propia entonación, intensidad, vibración, fuerza, timbre y emoción.
Usando lo anterior como analogía un tanto forzada, pues acá en LinkedIn “…no es el Perfil, es la Persona”.
El Perfil no es sólo la descripción de las personas en función del puesto con sus actividades, sino es más bien un resumen de lo que
ES la Persona Profesional MÁS habilidades y estudios (escrito estático) 
Y a eso, que sólo se mueve ocasionalmente en teoría, habría que agregarle la importancia de 
lo que HACE la persona (status dinámico): su día con día, su pensamiento, sus opiniones, sus alcances, sus inquietudes, sus intereses, sus puntos de vista y la única manera en que se muestran estas dinámicas de su vida profesional es comunicándolas con toda su comunidad, diciéndole lo que piensa, ve e interpreta, desde su ambiente de manera constante. 

En otras palabras, su PRESENCIA Y VISIBILIDAD.
Por eso, no, no nada más es el perfil.
Sí, el perfil es la caratula.
Sí, hay fotos hermosas, de estudio, distinguidas. Pero si no se tiene desarrollado el contenido que viene dentro del perfil éste no será suficiente.
Se tiene que ver también el mensaje que se quiere enviar.
¿Se busca empleo? ¿Clientes o prospectos? ¿Ampliar sus horizontes? ¿Buscar seguidores para su empresa?
Sabiendo qué problema resuelves él y/o su empresa. Sabiendo qué vende, él y/o su empresa.
Pero si se creé que por sí solo el perfil llamará a la gente y que por ello le ofrecerán un excelente puesto (ya que eso sólo les basta a los Head Hunters que sólo buscan cumplir con un perfil solicitado y así que lo incluyan dentro de un grupo de candidatos propuestos), bien por la persona, pero sabemos que eso le funciona sólo a un porcentaje de los habitantes de LinkedIn-landia, pero no a todos.
Si esa es la posibilidad (por puestos, trayectoria y sobre todo, edad) sólo asegurarse que tenga foto padre, tipo estudio, incluir decenas de palabras clave para búsqueda, puestos, diplomados, logros, etc., lo que venga en las tendencias actuales de un buen CV (son sencillas de encontrar y la mayoría siendo redundante, tienden a coincidir).
Y si da el kilo, genial, felicitaciones, seguramente a la persona le tocó estar en elpool profesional correcto en la edad correcta en el momento correcto, sus habilidades coincidieron con lo solicitado ya que logró llamar la atención de la persona correcta.
Pero a los demás no nos basta el puro perfil.
La otra mayoría de los que estamos en el pool profesional freelance  necesitamos movernos, que nos vean, que nos miren, que sepan todos qué hacemos, qué hemos hecho, y qué más podemos hacer por la gente y por la organización.
Nosotros necesitamos la atención de las personas que toman decisiones, de las personas que tienen problemas del mismo tipo, de preferencia, de los que nosotros mismos resolvemos.
El perfil sólo no basta. Tenemos que hacer movimiento continuo, soltar opiniones, e insisto, llamar la atención sobre nuestros temas. Y hacerlo de manera constante, también recordar que esa comunidad que forma nuestra red no están todos al mismo tiempo a la misma hora o el mismo día mirando su muro para el momento en que nosotros estemos posteando (En Facebook, solo el 14% de nuestros contactos ven lo que ponemos y antes era el 16%, démonos de santos).
Son las trampas del timeline.
Por eso hay que agregar cosas diarias. Temas de relevancia que provoquen, convoquen, respuestas, intervenciones, opiniones y sólo esperar el Santo Grial de todos: que compartan nuestros pareceres, agregados y recomendaciones más allá de nuestras redes y que éstas lleguen a más personas de las que buscamos.
Esa es la idea.
“ Santo que no es visto no es adorado”.
La presencia constante correcta.
Sobre el perfil correcto.
En la red correcta.
Pero no nada más que la atención sea al perfil, ¿ok?
Mick Jagger sabe mucho de eso.
No nada más es la canción.
Es el cantante.
Eso puede que le ayude en el futuro, con las canciones que sean.
Recuerden, Mick Jagger tiene buen perfil, buena presencia, constante, además de buena visibilidad y detener la red correcta de contactos de todos sus años de experiencia.
Y mucho le ha de ayudar, supongo, que siempre será un Rolling Stone.

miércoles, febrero 03, 2016

Sobre lo que pasa en una tienda comics...





La tienda de comics de The Big Bang Theory, de un capítulo reciente, de la temporada nueve, no sé si es el capítulo 10 , 11 o 12, pero no puede ser:

Todo limpio, en orden, con alfombra, sala de estar, cafetera, la mesa del centro, un detalle tosco pero antiguo, masculino, rudo, cual debe para un lugar así cargado de testosterona, eso sí, su superficie limpia, sin manchas; un gran busto de Batman,como de 800 dlls, al menos, posters de números clásicos, bellas y ultradetalladas figuras, cada una al menos de 250 dlls, alfombra limpísima, sillones recién comprados tal vez, sin mácula, quizá el sofá algo desgastado... pude dar el beneficio de la duda, pero... ¿los tres personajes CON UN SÓLO COMIC EN LAS MANOS? 

Conclusión: sí, todo es ficticio...

En mis tiempos, ah, Parafernalia... Sí, era mi tienda, sí, la creamos entre varios, sí, estoy escribiendo una novelaa l respecto, no, tengo tiempo de no ir a una tienda de comics reciente, pero bueno, el caso es que la de TBBT no es suficientemente real, ese es mi punto...

Pasen excelente día...