domingo, septiembre 26, 2010

Preguntas a mí...

(Con motivo de escribir en el boletín periódico de los EX UDEM, aprovecho para publicar mi panorama respecto a varias preguntas, es un retrato parcial de lo que pienso ahora mismo, otoño de 2010, algunas reminiscencias y visiones del futuro)

Bueno, respecto a las preguntas, ¿qué se puede decir? Veamos:

¿Por qué empezaste como Profesor?  ¿Qué te motivó?
   
La inquietud de dar clases empieza sin darse uno cuenta, y entre todo uno va encontrando el tiempo y la inspiración necesaria para hacerlo, en donde uno, al presenciar la llegada de la sangre nueva a las universidades se concientiza respecto que estar en contacto con los jóvenes es necesario también para que uno crezca, el tiempo pasa de prisa y si no estás en contacto con ellos se pierde un trozo muy importante de sensibilización sobre la realidad actual.
Sus percepciones son importantísimas, para bien o para mal, ellos seguirán sus propios caminos y serán los que vengan a tomar las siguientes decisiones que nos afectarán a ti y a mí.
El aula es ideal para aprender, para todos, es un acto de transferencia de conocimientos recíproca.

¿Por qué te fuiste de Monterrey?

Llega un momento en que los coyunturas se cierran y las oportunidades aparecen en otras partes, salir de Monterrey por seis años  me ayudó a conocer la realidad de México y te da fuerza y resolución para seguir ayudando a nuestro país, colaborando en lo poco o mucho que puedas lograr.

Valoras lo de allá, el verdadero México, al que no tienes acceso desde el avión porque lo miras a 6,000 metros de altura, a 750 km por hora, o desde las principales avenidas de nuestras ciudades modernas, el México a que llegas por un camino sin pavimentar, que es el que se levanta a diario a caminar 3 kilómetros porque no hay transporte, porque no tiene agua, y que en ocasiones nunca había visto que una computadora personal le pudiera servir para algo bueno a su familia, a su persona en directo, como fue el caso de trabajar con el Expediente Clínico Electrónico del Seguro Popular con la Secretaría de Salud.

Por otro lado valoras lo de aquí, que en bien o mal, es lo tuyo, y que quieres que sea una ciudad de lo mejor, con justicia, equidad, generosidad, paz y tranquilidad que tanto se necesita. Valoras el calor, valoras la lluvia, valoras los amigos, valoras tu ambiente, valoras muchas cosas.


¿Qué se siente estar en el Radio?

La radio es otro universo, y creo que haber estado en la UDEM me dio una pequeña ventana para expresarme por un lado totalmente inesperado.


Casualmente todo empezó por Ex A UDEM, me entrevistaron en radio, pregunté a alguien de cabina que se necesitaba para tener un programa, lo conseguí y estuve así 6 años en un espacio llamado Papiro Digital.

Fue una hora semanal en la que yo hablaba de mil temas, de rock, de cine, de historia, de tecnología, de tendencias, de noticias, de política, de religión, de sexualidad, de literatura, de todo lo posible que se podía hablar mientras ponía rock en cuidadosa selección. Fueron momentos mágicos porque la gente se comunicaba con uno y uno con ella.

Una cuestión especial surgió cuando Gerardo Cotera, de plano me dijo que dijera lo que fuera, no había censura, y jamás la hubo, creo que en ningún espacio de radio incluso actual, podría haber dicho lo que alguna vez dije por ahí.

No sé si sea irrepetible, pero lo que sí sé es que estar en radio y recurriré al cliché es, sencillamente, lo máximo.

¿Qué haces actualmente?... (y todo lo que se te ocurra compartirnos)

Ahora trabajo en una empresa de telecomunicaciones con soluciones de networking (redes) donde trabajamos con nuevos productos que pueden ayudar a las empresas en cuestiones de redes y de sus mismas labores de internet hacia dentro (su misma organización) y hacia fuera (sus clientes y usuarios a distancia).

Por otro lado sigo escribiendo, tengo mi blog que fue una especie de solución a mis necesidades extremas de expresión, por otra parte trato de seguir escribiendo cuentos, tengo pensado hacer otra novela sobre tecnología y sociedad, y seguir además con mi línea de escribir libros de valores sobre género, sobre valores y sobre finanzas y economía.

Mis libros son autopublicados, desde que empecé a escribir en ese sentido he creído en la parte de que sea uno mismo quien lo lleve a la gente lo que produce he tenido mis más que serios problemas con eso,  pero uno aprende de todo), de esa manera no hay intermediario entre el escritor y el lector mismo, el modelo tiene sus limitantes, pero también sus enormes satisfacciones, ese es un tema en sí para discutirlo en algún otro lugar.

También hace poco reanudé mis conferencias y eso es algo que me llena de satisfacción, es divertido hablar con personas en público, decirles cosas nuevas o puntos de vista diferentes, tratar que se diviertan, rían, piensen, que se entretengan y de vez en cuando, estremecerlos un poco.

Hoy como siempre, estoy a la espera de percibir nuevas ideas, y ver de qué manera implementarlas o difundirlas, sobre muchos temas, unas de ellas por ejemplo en área de lo que es la sociedad, es la idea de una democracia deliberativa, llamada “kleroterión” que es un tema muy importante que podría ser revolucionario para la toma de decisiones de las ciudades en cuanto a su organización por parte de la sociedad. Es un tema que estoy discutiendo ya con un síndico de una ciudad de Chihuahua para ver la manera de promoverlo y de llevarlo a cabo.

Estoy además al pendiente de las singularidades, escucho, veo y leo noticias de muchos lados, las interpreto respecto a otras que hayan aparecido en contextos similares o distintos, si es una singularidad, es decir, algo que no estaba antes, que no se había difundido, lo analizo, lo comparo, busco su procedencia, su razón de ser, su origen, y ahí decido si esta es moda, o anuncio de tendencias. En caso de ser tendencia, le ponemos más atención y estamos al pendiente de sus consecuencias, a nivel global, local o hasta personal. De ahí lo publicamos en el Twitter o en mi blog, dependiendo.

Tengo mi cuenta de Twitter que es @luisg2099, y mi blog (de ya más de 4 años y más de 200 piezas de más de 5 cuartillas en promedio cada una de mis piezas) que está en Blogger y que es donde doy rienda suelta a mis temas, cuestiones, preguntas, inquietudes, soluciones, exposiciones, necesidades (a veces necedades, lo acepto), y a veces, mis respuestas.

Soy bastante creyente en la tecnología social, en la tecnología persona a persona, pero si matizamos esto, descubro que estoy en contra de una necesidad de tecnología desmedida que se caracteriza por obligarme a cambiar de celular cada año, o por comprar nuevos modelos de computadora solo por estar en una moda, o para pertenecer a la corriente de los early adaptors, curiosamente soy conservador en este sentido.

Así como estoy a favor del libro y de la lectura y de la comprensión y reflexión de la misma, así mismo estoy a favor de un análisis continuo de lo que es la tecnología a nuestro alcance en cuanto a consecuencias y efectos, sociedad, comunidad, persona.

Aunado a esto, un tema que me apasiona es el de cómo se dan las difusiones de las innovaciones, como estas llegan a la gente, cómo reacciona esta frente a ella, y hablo desde el punto de vista histórico, hasta el actual. No sólo es cuestión de tecnología, sino también sobre innovaciones de costumbres sociales, políticas y hasta del lenguaje mismo, temas que nos dan una imagen de lo que somos, de dónde venimos y quizá, hacia donde vamos.

Me preocupa que en México estén faltando ingenieros poco a poco en un proceso que no nos damos cuenta (el máximo de estudiantes que México ha tenido en los pasados años fue en 2004, desde entonces el índice ha ido en decremento, esto es muy grave). Estoy hablando con varias instancias del gobierno federal y de empresas muy conocidas del ramo tecnológico, además del de la academia respecto a que es necesario impulsar programas que apoyen a los temas de ingeniería desde la misma secundaria, el día que nos falten ingenieros seremos un país cada vez menos dueño de su propio destino, las grandes empresas se irán a ofrecer sus trabajos a otros países que sí han hecho su tarea, (obvio la India, pero siguen Perú, Costa Rica, Brasil), hay que hablar y ventilar estos temas, pero ya y llevar programas a las escuelas secundarias a que se hable bien de las matemáticas, la base de todo, amén de los temas que conlleven creatividad aplicados al mundo real, e inmediato, al tangible, al nuestro.

Esto anterior es a amplios rasgos, lo que soy, quizá el día de mañana le pudiera agregar más, pero creo que de momento es más que suficiente.

Alguna persona que desee saber más de mis libros, métodos para escribir o autopublicarse, o de mis conferencias o de mis escritos, estoy para servirles en el correo luis.garcia.2099@gmail.com con todo gusto les responderé.

Muchas gracias.


Luis Eduardo García Guerra (BAOB 79, ICAP 83), trabaja en Telecomunicaciones, además escritor de 2 novelas, un libro de cuentos, y 3 libros de orientación sobre valores y economía. También imparte conferencias sobre innovación y creatividad.  

De las tarjetas perforadas al Ipad, remembranza ICAP 1979-2010

(Este es un texto que me pidieron hacer en EX UDEM, el organismo vinculador de los exalumnos UDEM con la Universidad de Monterrey, mi  institución, al ofrecerme a escribir en su boletín periódico)


 Hubo un tiempo en que empezamos la transición de estudiante a profesional con aprehensión, incertidumbre pero también con esperanza.


El tiempo en que John Lennon salía de su aislamiento con su disco (Just Like) Startin’ Over, “Como Comenzar a Vivir de Nuevo”, verano de 1980, tal vez te acuerdes.
Eran los tiempos que nos habían dicho que para que te conocieran bastaba con entregar una tarjeta de presentación y con hacer unas cuantas llamadas; en cuanto a ser ciudadano bastaba ir a votar y despreocuparte, todo estaba arreglado; y en cuanto a estar consciente del mundo bastaba con leer el periódico, mirar las noticias a la misma hora, escuchar de los chismes de los compañeros y ver la película de moda en México seis meses después de cuando la estrenaban en el mundo y listo, con eso bastaba para ser parte de todo.
Eran los tiempos en que estábamos entregando nuestro programa de Fortran o COBOL, en forma de 300 tarjetas perforadas a nuestra computadora Burroughs B1700 con 64Kb de memoria situada en el Centro de Cálculo de la UDEM (en mero enfrente del CUM por Gonzalitos).
Para esto a John Lennon no le quedaba mucho tiempo.
Eran los tiempos en que no imaginábamos que trabajaríamos con una impresionante máquina mainframe Cyber 170 de Control Data, con pantallas de video, teclados grandes y una lucecita parpadeante a la izquierda de la pantalla que visiblemente avisaba que seguía incansable en su comunicación con el host central.
Los tiempos en que pensábamos que todo en el futuro nos sonreiría en cuanto le diéramos “login” oprimiendo simultáneamente la tecla “send”.
Tiempos en que poco después  mentes desvariadas le disparaban al presidente de Estados Unidos, al mismo Papa.
Pero algo pasó en el camino. Nunca nos lo hubiéramos podido imaginar.
La Burroughs B1700 junto con sus 64Kbytes de memoria, fue arrumbada, igual la Cyber 170, igual las tarjetas, las gigantescas consolas.
 John Lennon ya había muerto para entonces.
La política también cedió a presiones personales desde el mismo Poder y nos devaluó el alma y un poco la esperanza a través del dólar y del petróleo. Los tiempos se pusieron difíciles.
Una vez más, algo ocurrió y las “micros”, que así les llamábamos entonces, se convirtieron en computadoras personales, y hubo las hojas electrónicas y las redes y con el paso del tiempo los correos electrónicos, las bases de datos, los servidores.
Sucedieron cosas en nuestro mundo país y la democracia se asomó estremeciendo, primero cuando “se cayó el sistema”, 1988, luego cuando llegaron las primeras gubernaturas de oposición. Más todavía México se abrió a la modernidad. La esperanza creció.
Llegaron mejores máquinas. Más velocidad, más memoria, más poder. Pero también con la nueva modernidad llegó la competencia mundial, y con ella las teorías, los downsizings, las reestructuraciones, “organimotos”, las sinergias y reenfoques de las empresas, todo en nombre de la productividad. Los despidos, los cambios obligados y rudos de carrera.
Más tarde Internet, la esperanza del cambio del 2000, el nuevo Milenio, la caída de las Torres, elecciones del 2006, las redes sociales, los smartphones, la violencia cotidiana, la recesión de Estados Unidos para el mundo, nuestras propias guerras a la delincuencia en demasiados y cercanos niveles.
¿Y hoy?
Hoy tenemos mil maneras de hacer cosas desde la casa misma. O mejor (o peor) durante el traslado mismo de un lugar a otro. Tenemos juntas, reuniones, conferencias, presentaciones, desde la pantalla misma donde escribo esto.
Tenemos democracia, libertad de pensar, y la tecnología nos rodea, que si se lo permitimos nos ahoga, nos empuja, nos presiona, nos consume.
Pero a veces, en ocasiones, nada importa, el tiempo pasa y la política pasa, y la tecnología pasa, y la sociedad trata de ser la misma. Y te das cuenta que nosotros en la raíz somos los mismos. Pero que sin embargo siempre estamos en la lucha de serlo.
Aún así extrañamos al Centro de Cálculo en aquellos tiempos en que la máxima preocupación era que tuvieras un punto mal colocado en alguna instrucción dentro del programa de las 300 tarjetas que hacía una función ya olvidada, ya que nos obligaría a esperar otras 10 horas para volverlo a compilar para que nos saliera bien.
Y extrañamos esas horas eternas de tarde a noche y a madrugada esperando, esperando, y esperando. Rezando en la inquietud nerviosa par que no hubiera errores.
Los años cuando John Lennon, apenas comenzaba apenas a vivir de nuevo.
Y nosotros con él, y la esperanza dentro de cada uno de nosotros. Los años cuando gozábamos que el mundo éramos nosotros y nosotros éramos el mundo. Y hoy ni tú ni yo sabemos lo que sigue, pero eso, amiga, amigo, es parte de la misma aventura de vivir.

lunes, septiembre 06, 2010

Más LIFE en Español de los años 60's, página por página, interese a quien le interese...


Una vez más, esto es LIFE en Español, como una vez lo hice sobre una LIFE en especial que apareció en 1965 y que decidí ponerla, al menos la mayoría, en todas sus páginas en este espacio ya que tocaba el tema de México en marcha, o algo así. Traía excelentes imágenes de la ciudad capital, incluso las de un desarrollo de edificios que rodeaban una plaza cerca de una iglesia y que llenaban de orgullos a todos y que correspondía al nombre de Tlatelolco.

Ese número de LIFE mostraba un México en ascenso.

 (De hecho, está en http://technotitlan.blogspot.com/2008_05_01_archive.html , y esa es la primera parte, la segunda apareció en http://technotitlan.blogspot.com/2008/08/corte-transversal-del-mxico-de-1965-43.html , con otras páginas y comentarios que venían al caso con las imágenes que veíamos, página por página. Y me faltó una tercera parte que nada más encuentre el CD donde guardé esas imágenes lo pondré.) 

Y así las cosas, seguiremos agregando imágenes de las páginas de la revista LIFE en Español, ¿porqué hacerlo? Mmm, porque no están a la mano así de sencillo de ver, mirar, porque nadie más las pone o pondría, porque nadie tiene las revistas como para hacerlo, más que en oscuras hemerotecas, porque los que las tienen disponibles no les interesa ponerlas, porque no saben, por desinterés, no lo sé, cualquiera de estas opciones. (Y quizá alguien sí las tiene y quizá tienen la infraestructura para hacerlo... pero no el interés o el tiempo, o el dinero para encargárselo a alguien...)

Pero yo sí tengo el interés, yo sí las pondré, no las scanearé, no tengo un scanner tan grande, no tengo la paciencia de hacerlo, y pues... mejor al meditar como hacerlo mejor, opté por lo más sencillo, así que las fotografié de la mejor manera, con la única cámara que tengo, que es regular, con mi pobre pulso, con mi pobre tiempo libre, pero eso sí, con el deseo de ilustrar a grandes y toscos rasgos, estos pequeños cuadros de un México que no existe ya más. 

Bien, la primera revista puesta aquí es de la portada de la revista que corresponde al 4 de Noviembre de 1968, y que es una revista célebre porque trae a los Beatles, ni más ni menos en los años que corresponden todavía a su cenit lleno de gloria. 

En ella, su imagen los muestra mirando a su futuro incierto, todavía con un Lennon amable, con curiosidad, mirando a alguien que no sabemos quien pueda ser, en actitud de la Oruga de Alicia; un Ringo expectante, con una carrera en cine aparentemente en ascenso; un McCartney imaginando ya canciones tontas de amor, un Harrison tímido; pero quizá ya con el estribillo de "Here Comes the Sun", en mente.

Este número de LIFE llegaba con dieciseis años de vida a cuestas, con muchísimo prestigio, y cuando apareció en venta, pocos de seguro imaginaban lo que traía de contenido, además de los mismos cuatro fabulosos. 

Pero de que era explosivo, lo era. Oh sí.

Ya lo iremos viendo.





Este comercial era una rebanada de la sociedad en pleno, de la que utilizaban automóvil en esos años, comercial que lo traía LIFE, lo traía Selecciones.

En él veías al taxista, chaparro, al señor con la señora sofisticada al centro, mirabas a sus tres niños, llenos de seguridad, sabías que los cinco eran una familia acomodada por la moda de la señora en como estaba vestida muy a lo de boga entonces, caras de desafío a lo que viniera. La anciana, al extremo, pues también, tenía que confiar en sus llantas de GoodYear-Oxo. El doctor un poco a desgano, un poco mas alto que el promedio de costumbre, con su maletín lleno de milagros, lleno éste de vidas y de muerte en base a su conocimiento, el cliché es el cliché. La señora de la izquierda, con quién debí empezar, con su pañoleta y vestido azul. Guapa y con cara de no tengo tiempo que perder. 

Las llantas... ¿alguien por entonces le ponía tanta atención a la marca de sus llantas?

Luego buscaré tomar otra foto de esta misma página, para que me salga mejor la definición de la imagen. 






No hay mucho que decir, sólo que Polaroid ahí estaba, que en esos años y días, en los que tenía yo 6 años de edad con un mes con 10 rotaciones terrestres, ni idea de donde se consiguiera una cámara Polaroid, es más, ni conocía a nadie que tuviera una, yo sólo miraba las cámaras Instamatic de Kodak, la de los cubitos de flash, que eran cuatro y que rotaban y que... y bueno, que cuando tratas de explicar estos avances a tus hijos, temas del pasado que te tocó, a los dos segundos de explicación estos niños ya están hablando de otra cosa, de otro asunto, de otro video en YouTube, el cual acaban de subir y de compartir con más de 15 mil extraños expectantes de sus cosas.

Pero ya les tocará explicar los equivalentes de hoy de estas Polaroid, a sus hijos el día de mañana...





Aquí empieza el artículo en cuestión. Obvio, no se puede leer bien, quizá eso desesperará a más de uno, pero insisto, propónganme para una beca o algo similar para conseguir un superscanner, de cama plana y con foquitos aunque sea,  además de una secretaria o asistente, y sobre todo, dinero para no ir a trabajar y así poder sacar los facsímiles digitales enteros pero legibilitos, en pdf y toda la cosa... 

Mientras ese venturoso día llega, este es el artículo y el ensayo fotográfico de donde anduvieron los Beatles en sus lejanos inicios, sí, ya cincuenta años... un buen...






Una imagen más del ensayo... En 1977 en México había una revista de rock juvenil en español, que se llamaba Sonido, así de sencillo, revista Sonido, y que tenía una sección de los Beatles, ya saben, biografía y fotos, discos, entrevistas y demás, que sacó estas mismas fotos de LIFE. Tengo esa revista y no aparece ni un leve comentario de donde sacaron las fotos.


Tiempos afortunados esos que no se obligaban a poner copyrights.



Apenas son cinco imágenes, pondré las demás aunque no se entiendan nada, pero de que será el artículo completo, lo será...




Sigue el ensayo fotográfico de los Beatles en LIFE en Español. 

Estas y la anteriores imágenes, y las que siguen son de Liverpool, recordando que la visitan y las toman como si fuera la ciudad en que nació Charles Dickens, pero no, esto es Liverpool y los Beatles solo habían andado por ahí hacía sólo 8 años, 1960... es como si alguien hiciera un estudio de una ciudad, toda proporción guardada, donde nacieron y se desarrollaron en su adolescencia los pertenecientes a algún megagrupo actual, del cual no me imagino cual pudiera ser en estos días de IPods y MP3 y mil artilugios más, pero ahora veríamos el la ciudad en la reminiscencia del reportaje de algo que sucedió en 2002, así de cerquita era la fecha a cuando salió este reportaje gráfico,. así de océanos de cambios habíamos tenido para entonces.

Para esto siempre han sido subyugantes los pasillos enmarcados por ladrillos, casas y probablemente ventanas y puertas escondidos, en ciudades como esa, y en el fondo de uno de esos pasillos, la imagen de Paul, casi infantil, pero sabiendo que estaban aprendiendo en el Cavern, y que la cosa era no saber en quien le hacía, sino en quien se la pagaba.

La casa con la puerta donde está una imagen de Harrison es la casa de la familia Harrison, donde George vivió desde los 6 años.




Arriba está el aula donde estudiaba John Lennon y donde después de un tiempo, se aburrió John Lennon. Habla esto de lo complejo que son las escuelas británicas o de lo complejo que era el mismo John Lennon.

Abajo de eso está la casa de Ringo Starr, que vivía en el barrio Dingle, uno de los más peligrosos de Liverpool, el niño de abajo vive en la misma casa donde vivía Ringo.




Estas fotos son de Hamburgo, como dice la revista: "eslabón de hierro en el espinazo del caracter alemán", pero ahí mismo está la calle Reeperbahn, "donde se sirve whisky rebajado, donde los camareros llevan navaja y las prostitutas a veces sorprenden (la mujer al lado derecho con zapatos blancos, es hombre)". La revista Life abriendo los ojos a sus lectores que en aquellos años dudo que estuvieran expuestos a ese tipo de conocimiento.

Los Beatles estuvieron en Hamburgo cinco veces, se dice que aprendieron a tocar bajo presión, bajo las amenazantes miradas de los dueños dando como resultado un sonido enérgico, enfocado, y sobre todo potente.



La mujer y el niño de la foto son Julia y su hijo John. En esta página se narra la biografía de John, sus primeras lecturas, algunos de sus escritos de niño, su relación con su tía Mimi, su irregular vida escolar, y cuando escuchó por primera vez a Elvis Presley y su Heartbreak Hotel, su epifanía.

Todo esto lo cuenta Hunter Davies, un británico que fue famoso en su tiempo, sólo por eso, por escribir la biografía autorizada de los Beatles, mientras ellos estaban ahí en su punto máximo de fama, alrededor de la creación del Sgt. Pepper

Con el tiempo Julia moriría de manera trágica, John tendría con su esposa Cynthia a un hijo  a quién le pondría de nombre Julian, escribiría Julia, la triste canción que viene en el White Album y más tarde, como dolorosa catarsis, la canción Mother, ya siendo solista.

Su tía Mimi fue su adoración, su punto de referencia moral, la única persona a la que llegó a temer. El libro de Shout de Philip Norman narra las épicas batallas entre ellos dos, tía y sobrino, que hubo hasta la muerte prematura de su sobrino.



Esta página muestra la historia de Paul y la de George, arriba el niño ese, es Paul, con su cara que aún hoy más allá de los 64 años, sigue teniendo con su toque de jovencito por raro que parezca. 

Posteriormente el artículo continua hablando de la infancia de George, de como tocaron sus primeros instrumentos, el rol que sus padres tuvieron con ello, como se conocieron de jóvenes.

Life mostrando la historia de cada uno de ellos, desde una perspectiva inédita, no había manera para muchisimos de sus fanáticos de saber nada de los Beatles, de como llegaron a ser lo que eran, porque hay que recordar que para lo que nosotros es de cierta manera historia, para ellos era actualidad.







La señora de arriba es la mamá de Paul, que murió cuando este tenía 14 años, detalle común que tendría con John. 

En esta página también se menciona a Stu Sutcliffe quién quedó en la historia como el quinto Beatle, el que se bajó del tren al quedarse en Hamburgo con su novia Astrid, a quien le debemos los cortes de cabello uniformes, que les ayudó a dar esa imagen única y esas fotografías fantasmales que quizá veremos en alguna otra ocasión por aquí.

Para esto, la lectura amable del tema de los Beatles y su biografía queda para la página 50, ahora, se interrumpe para un tema más de México, impactante, impresionante, en el que las cosas ya nunca pudieron ser iguales, para nadie.

La fecha de publicación de esta revista es de 4 de Noviembre de 1968, los sucesos que vienen a continuación, son del 2 de Octubre.
.
***

Estas que vienen a continuación son las únicas 4 páginas de la revista LIFE que sacó de la masacre de Tlatelolco, no tengo conocimiento si la revista en su edición norteamericana sacó algo similar, yo supongo que no, habría que revisar los 8 números de ese mes de Octubre o Noviembre de 1968. 

Pero no, los eventos de la Plaza de las Tres Culturas no tuvieron mucha relevancia mundialmente (a comparación de un Tiananmen, por decir) y lo digo al revisar a muchos años de distancia y sin rigor de un archivo, lo más importante de lo que se recuerda de la prensa de aquella parte de ese año.

De hecho lo que ellos resaltan los norteamericanos de entre todo ese año, con respecto a México, son las Olimpiadas y mencionan como de pasada que sí, hubo represión en México poco antes de las Olimpiadas, por causas inciertas de entre todas las posibles, y que ésta fue lamentable, pero lo más importante en cuanto a política en Méxio para ellos fue lo de la levantada de los puños desafiantes con  guante negro de dos corredores americanos, Tommie Smith y John Carlos en el podio durante su himno para evidenciar la fuerza del Poder Negro y de las injusticias de su país contra sus habitantes de raza negra.




Así pues, estas son las imágenes que alguien tomó, una de las personas es Oriana Fallaci, brillante periodista italiana que tiene pocos años de haber fallecido. 

Son cuatro fotos y muestran un drama total.

En la primera, están ella y su acompañante tirados en el piso, llenos de espanto sus caras.

Me imagino el momento, disparos de quien sabe donde. Soldados armados disparando entre edificios de apartamentos, en una plaza en la que solo momentos antes, sucedía un mitin pacífico.



La historia del evento, bueno, ya la he comentado mucho, hasta hice una novela del tema, Technotitlan: Año Cero, que se puede leer en uno de los blogs que están mencionados a la izquierda de estos textos (al menos tres de cuatro partes).

En el pie de foto se menciona que un balazo hirió a Fallaci, que la mandó al hospital, además de mencionar que su acompañante había muerto. Con esa idea quedé yo y supongo, también miles de lectores, hasta que hace años supe que no, que el muchacho este no había muerto, pero que había quedado herido de gravedad.

Fallaci desarrolló un odio por los mexicanos según leí una vez sobre ella en una de sus últimas entrevistas que se le hicieron.

En su cama de hospital tan indignada estaba, (a la vista de los acontecimientos, cosa de lo más natural del mundo) que pedía que la delegación italiana de deportistas que participarían en la Olimpiada, abandonaran los juegos en protesta.

No le hicieron caso.





Dos fotos más, una a nivel de plaza con un soldado herido, y me pregunto: ¿cuál ha de haber sido el criterio editorial de poner estas imágenes? ¿Cuáles pudieron haber elegido no mostrar? Al poner un soldado caído, ¿habrán querido balancear la nota, afirmando que hubo bajas de ambos lados y que por eso, al mismo tiempo "demostrar" que la balacera tuvo justificación de ser?

Todo esas respuestas quedarían en suspenso, supongo, para siempre.




Finalmente dos  imágenes, estremecedoras, sobre todo si estás a nivel de calle viendo las escenas, una de ellas, la de un cuerpo de Granaderos, listo para entrar a la acción.

En la segunda, un funeral, simbolismos a más no poder de lo que sucedía y sucedió en aquella época.

Con el tiempo supe que había una creencia urbana y popular "entre los que saben" que decía que la revista LIFE en Español había dejado de publicarse en México como represalia por haber sacado las imágenes estas que se muestran aquí.

En realidad LIFE en Español se dejó de publicar con el número correspondiente al 15 de diciembre de 1969, con el tema de El Hombre en el Espacio, celebrando la llegada del Hombre a la Luna de julio de ese año. A final de ese número venía una imagen del staff editorial agradeciendo la preferencia del público 17 años después de haber llegado, 1952.

Para entonces la debacle de las revistas comenzaba, en el mismo Estados Unidos se dejó de publicar LIFE en Diciembre de 1972, sólo tres años después.

Es poco probable que se hubiera cerrado la revista en México gracias a eso. Por un lado, LIFE se publicaba en toda Latinoamérica, y por el otro, LIFE era una extensión de la voluntad americana anticomunista natural en ellos. 

Durante años trató de hacer de la visión de las cosas de los Estados Unidos, en lo ideológico y en lo material, como algo deseable (Julio Cortazar escribió un artículo en ese sentido para la revista en el mismo año de 1969, denunciándola en sus mismas páginas). 

Si lo consiguió o no, es debatible. Pero en ese sentido, si recordamos que mucho del 68 se lo achacaron a los comunistas, es ilógico pensar que  LIFE fuera "colaborador" en ese sentido y por ello, "castigado".

Hoy estamos a 2010, y mucho de todas esas luchas ya no importan más que para nostálgicos y estudiosos de la historia.

Pero no deja de ser una nostalgia especial y fascinante.

Seguimos con más de la revista del 4 de Noviembre de 1968, en un rato más.